top of page
Buscar

Flora Villarreal y el vestido de novia de la XVIII duquesa de Alba

María Flora Villarreal Medina (1894-1977) comenzó desde niña a mostrar grandes dotes para la costura.

Con 24 años se traslada a Madrid para montar su propio taller, en el mismo piso en el que vivía. Será tras la Guerra Civil cuando Villarreal instale los talleres y salones de la Avenida del Generalísimo, actual Paseo de la Castellana, y de inicio a una exitosa trayectoria que termina con su retirada en 1968, el mismo en el que se retirará Balenciaga. Villarreal dirigió una firma que llegó a contar con más de cien empleados y que basó su estrategia comercial en la reproducción de modelos de alta costura francesa o en la creación de diseños propios siguiendo las tendencias de París. 


Las creaciones propias de la modista fueron muy valoradas, en especial los vestidos de fiesta y sus trajes de novia, como el que confeccionó a la XVIII duquesa de Alba y que ha sido cedido por el Museo del Traje de Madrid para la exposición temporal ¨La Moda en la Casa de Alba¨ comisariada por Lorenzo Caprile y Eloy Martínez de la Pera (19 octubre 2023-31 marzo 2024, Palacio de Liria).



Cayetana Fitz-James Stuart, en su primer matrimonio, lució el vestido confeccionado en raso de color marfil y con encaje de Bruselas del siglo XVIII, cintura marcada y una gran falda compuesta de capas de tul superpuestas; la duquesa lo acompañó con un velo de tul.


«Siempre me encantó Flora y nunca la reconocieron como a Balenciaga», recordaría la duquesa años después en unas memorias tituladas Yo, Cayetana.


Flora Villarreal falleció en Madrid en 1977.

Commenti


bottom of page